A propósito del miedo
Todo tiene una razón de ser. Tú también.

Desde la semillita de un buen gesto hasta una idea poderosa que florece en una gran innovación, todo tiene un propósito. Si algo “es”, siempre es para algo más.

Todo es importante, y estamos más interconectados de lo que creemos

Si cada uno de nosotros fuera consciente del significado de nuestro trabajo y del impacto que éste tiene – o puede llegar a tener – en la vida de las personas, reconoceríamos la gran responsabilidad que tenemos de hacerlo de manera impecable. Naturalmente nos sentiríamos motivados a dar lo mejor de nosotros, sin embargo, no necesariamente lo hacemos. Nos da MIEDO.

Si damos más nos exponemos más… a la crítica, al rechazo, a la decepción, a lo desconocido. Dar más implica hacer más, esforzarnos más, ser más disciplinados, más exigentes con nosotros mismos y los demás. En otras palabras, menos tiempo para estar cómodos.

El miedo al fracaso es una ilusión que limita nuestra mente. Las posibilidades que se abren ante nosotros cuando trascendemos ese miedo son infinitas, y se convierten en el motor que nos impulsa a nuevas y mejores formas de hacer las cosas. Allí nace nuestra creatividad, se magnifica nuestro sentido de oportunidades y nuestra capacidad de reinventarnos y transformarnos a nosotros mismos, y así, el mundo que nos rodea. Magia.

acrobata_2

Si todo existe para algo, ¿para qué es el miedo? En general, el miedo nos revela lo que en el fondo valoramos, pero no necesariamente queremos aceptar. Nos alerta. Nos impulsa a luchar. Nos mueve a la acción, aunque primero nos paralice. Nos protege, sí, pero no podemos dejar que nos acomode. Tener miedo es señal que estamos VIVOS. Sin miedo no hay crecimiento ni aprendizaje.

“La valentía no es la ausencia de miedo, sino la apreciación de que hay algo más importante que el miedo.”
– Ambrose Redmoon

Cuando nuestra motivación va mas allá de un interés personal y dejamos que nuestro trabajo se guíe por un propósito más grande que nosotros, nos damos cuenta que no existe tal cosa como el fracaso. En la medida que nos encauzamos al servicio de un bien común, nos empezamos a liberar de nuestros miedos porque empiezan a perder importancia. Reconocemos que hay algo más poderoso: el fruto de nuestro esfuerzo.

Tres palabras: Propósito mata miedo.

El mundo necesita gente apasionada haciendo lo que ama, amando lo que hace, que sepa PARA QUÉ lo hace y por qué importa. Así se construye una sociedad productiva y progresiva. Solo así nos podemos integrar y buscar soluciones y beneficios compartidos para que todos vivamos mejor. Solo así descubriremos lo que somos capaces de ser.

Aprendamos a reconocer el miedo que vive dentro de nosotros y, por favor, no huyamos de él. Sintámoslo, experimentémoslo e identifiquemos de dónde viene y más importante aún, para qué está… Porque el miedo tiene un noble propósito, y es el de superarse a sí mismo.

Comparte este post
Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Google+
Comparte en LinkedIn
+
  • Eduardo Garcia

    Me gusto mucho tu reflexión sobre “¿para qué es el miedo?”. Es sin duda nuestra alarma, o alerta, ante lo que nos importa, y lo que no podemos concebir que muera, por lo que mantenerlo dentro de nosotros, solo como una idea y no como una acción, es una forma de conservación.

    El texto cae en un buen momento para mí, gracias :)

    • Carla Orellana

      Gracias a ti Eduardo, ¡por leernos y por compartir tu reflexión! Lo importante es aprender a diferenciar cuando nuestro miedo (el cual nunca dejará de existir) nos esté siendo “útil” o no… Si nos limita, no nos sirve. Si nos alerta, solo hay que observarlo sin juicio, identificar qué nos está tratando de decir, y seguir nuestra verdadera sabiduría o intuición. El miedo es un aliado, una fuente de valiosa información para el que se atreve a buscarla. ¡Saludos!

    • Carla Orellana

      Gracias a ti Eduardo, ¡por leernos y por compartir tu reflexión! Lo importante es aprender a diferenciar cuando nuestro miedo (el cual nunca dejará de existir) nos esté siendo “útil” o no… Si nos limita, no nos sirve. Si nos alerta, solo hay que observarlo sin juicio, identificar qué nos está tratando de decir, y seguir nuestra verdadera sabiduría o intuición. El miedo es un aliado, una fuente de valiosa información para el que se atreve a buscarla. ¡Saludos!

  • Daniel R Cohen

    Hola Carla. Te felicito por siempre ser tan entusiasta con tus ideas! El tema de la importancia de la vulnerabilidad y el poder de tener la hablididad de volverte vulnerable es importantisimo en cualquier ambito de la vida. Yo he encontrado que cuando mas vulnerable me he convertido es cuando mayor beneficios he recibido. Les recomiendo a todos los que hayan encontrado este articulo interesante que vean el TED Talk de Brene Brown, “El Poder de la Vulnerabilidad” ella se ha hecho una “Vulnerability Researcher” que tiene ideas muy interesantes.

    • Carla Orellana

      ¡Hola Daniel! 100% de acuerdo contigo y con mi amiga del alma Brené, jeje. Esa charla de TED, basicamente, ME CAMBIÓ LA VIDA.

      (Aquí está el link directo a quien le interese: https://www.youtube.com/watch?v=iCvmsMzlF7o)

      En resumen, lo que dice es que la vulnerabilidad es la base de toda conexión auténtica (tanto interna como externa), y a eso justamente vinimos al mundo… a CONECTAR. Genia.

      En general, los seres humanos hemos atribuido significados bastante limitados al concepto del “PODER”. No es solo control/ autoridad/ fuerza, etc… Ese es un tipo de poder, nada más, y no es sostenible a largo plazo. Hay otro poder más sutil, el de la vulnerabilidad por ejemplo, que no es una debilidad como muchos creen, si no una virtud. ¿Qué podemos decir sobre la empatía, la humildad, la gratitud, el amor…? Ese poder SÍ que mueve montañas. Allí está la verdadera grandeza del ser.

      GRACIAS por leernos, y por tu aporte a esta discusión.

MENU