Campañas vemos, briefs no sabemos
Lo principal es quitar el orgullo y decir con ojos de consumidor si algo es bueno o no, adonde lo “bueno” se determine por factores objetivos

Después de un tiempo en esto, me he dado cuenta que lo primero que hacemos al ver una campaña nueva es atacarla y sacarle todo lo que esta malo, pero aceptémoslo, si no “criticáramos” otras campañas no fuéramos publicistas o mercadólogos. (Si no me creen pregúntenle a la gente de agencias cuál anuncio buscaron primero en el suplemento del publicista ¿El suyo o el de las otras agencias?)

Muchas veces perdemos foco de lo que en verdad importa, para empezar, seguramente a la gente “normal” no le afectan muchas de las cosas que nosotros vemos en una campaña (desde un post, prensa, tótem o acción BTL) no se fijan en esos detalles de arte, de lectura, la sombra de la modelo o la separación entre el logo y el borde del arte, la gente normal* es menos sensible a esas cosas y su atención se va en el mensaje principal de la campaña. Y es aquí adonde fallamos, comentando o respondiendo ante el mensaje con un frío “no me gusta”, una frase que baja todo lo que hay detrás de esta idea y que no puede ser válida porque muchas veces no sabemos el objetivo que tiene la misma.

Seamos honestos...

Seamos honestos…

Cuando vemos una pieza debemos tener en mente varias cosas antes de decir si la consideramos buenas o no, dentro de ellas cabe recalcar:

  • Público objetivo: De lo más común, pensamos en nosotros y nuestros gustos, se nos olvida para quién va dirigido, sus insights, sus problemas, sus gustos, etc. No todas las campañas fueron hechas para vos, lo siento…
  • Posicionamiento/Personalidad de la marca: A lo mejor lo vemos “bajero” o por lo contrario “demasiado subido” pero debemos tener presente las cosas que hace la marca y antes de opinar que la acción BTL se mira poco ordenada o sin la luz correcta, pensemos si son cosas que a la marca en verdad le interesan.
  • Objetivo de la campaña: Este quizás es el más difícil porque muy seguramente no lo conocemos de primera mano, pero hay que entender el contexto bajo el que se hace y cuál es el verdadero propósito de los colores, mensajes, medios, etc. No solo si se ve bien o no.

Pero lo principal es quitar el orgullo y decir con ojos de consumidor si algo es bueno o no, adonde lo “bueno” se determine por factores objetivos, que no solo nos sirvan para hablar de la campaña sino entenderla porque muchas veces son anuncios de la competencia y a lo mejor su anuncio que el creativo, ejecutivo o gerente de marca vieron “cholero” es el favorito de mi mercado meta y al final del día es a ellos a quién nos importa que les guste.

*Entiéndase por gente normal, como aquellos que aún disfrutan como consumidores las acciones que realizan las marcas.

Comparte este post
14
interacciones
Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Google+
Comparte en LinkedIn
+
¿Qué es esto?
MENU