3 situaciones de la publicidad que nunca cambian. Y que aprendí viendo Mad Men
Los tiempos cambian, y los medios y los recursos, pero la publicidad, en su esencia, siempre será la misma.

Sí, Mad Men terminó hace meses, pero soy de esas personas que tienden a “cachar” las cosas de una manera más lenta. De hecho, me costó entrarle a la serie. Mientras muchos hablaban de lo impresionante que es, o de lo increíble de su guión, o de lo maravilloso de sus personajes; yo seguía diciendo NAH. Tenía que hacerlo con la oportunidad de poder sentarme un fin de semana completo a mirar capítulo tras capítulo hasta terminar una temporada. Y entender en cada uno, en cada palabra, en cada pitch, en cada reunión con el cliente que, a pesar que el glamour de esa época se fue para siempre y las copys ya no usan pestañas postizas para ir a trabajar, ni se fuma marihuana (ni siquiera cigarros normales) en los escritorios; hay cosas que nunca cambian.


1. Siempre habrá una mejor idea.

 

El blog de imc

 

Eso lo aprendí, luego de que nos hubiéramos ido a las 2 o 4 de la madrugada con la mejor idea del mundo definida, y alguien al día siguiente llegara diciendo “me van a matar, pero se me ha ocurrido otra idea…” y luego de eso, sabíamos que había pensado en otra cosa, que alguien, en algún momento siempre tiene una mejor idea bajo el brazo. Porque, ajá, el cerebro nunca para y desde entonces lo sé y no lo olvido y no me canso de repetírselos a quienes trabajan conmigo hoy: esa idea genial a la que se llega, esa idea que presentamos con tanto entusiasmo al cliente, esa idea que creemos es la mejor; tiene adelante otra excepcional. Y claro, esto a lo que me refiero está planteado con maestría en el episodio 6 de la primera parte de la séptima temporada de Mad Men, llamado The Strategy.

 

MM_605_MY_1219_0473.jpg.CROP.multipart-medium

 

2. Hay un gran camino entre la idea original y la idea que sale publicada

El reproceso. El reproceso. El reproceso. No importa que tan ceñida esté la campaña al brief. Siempre habrán cambios. SIEMPRE, dije. Pasa, a veces que uno sale de una presentación sintiéndose la persona más feliz del mundo porque la campaña fue aprobada, pero, ajá, al día siguiente resulta que la tipografía del titular tiene que ser más grande -50% más grande-, que la niña de la foto tiene que ser una familia, que la frase debería ser otra. Y, ya saben, de allí a la eternidad. Esto está claramente dicho en el episodio en que sucede en asesinato de Luther King y Ginsberg tiene esta cita a ciegas que le ha arreglado su papá:

 
Debe ser tan emocionante trabajar en publicidad y ver tu trabajo publicado por todas partes– Le dice la chica
Ni tanto, contesta Ginsberg. –Con todos los cambios que le han hecho antes de ser publicado, ya no es mi trabajo
 


3. Storytelling la técnica que nunca muere.

Podría asegurar que la inventó Don Draper, porque Don Draper es el maestro del storytelling (eso se lo dijo Betty en un capítulo, lo juro). Y es que cada presentación de Don es una historia, cada idea, magistralmente llevada a cabo, guarda un relato detrás. Porque sí, contar una historia es la mejor manera de “enganchar” a alguien para que sea parte de una marca, es la mejor manera de acercarse a alguien para que quiera compartir lo que sea que le estás diciendo.
Y como prueba de lo antes dicho, tienen que ver la presentación que hace Don para Kodak, para presentar este nuevo producto tecnológico que originalmente se llamaba The Wheel, y que, gracias a esta emotiva idea, se convirtió en El Carrousell:

Por supuesto, hay muchas cosas y situaciones que nunca cambian, que siguen siendo las mismas. ¿Tenés alguna más para compartir?

Comparte este post
9
interacciones
Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Google+
Comparte en LinkedIn
+
¿Qué es esto?
  • José Elias

    Me encanta su sitio web, acabo de conocerlo y me gusta muchisimo el contenido que comparten. Es fresco, sencillo y se relaciona con mi carrera. Muchas gracias por sus ideas, sigan así. 😀 😀 😀 😀

  • Flor Aragón

    José Elias, te doy las gracias en nombre de todos los que hacemos El Laboratorio. Gracias por leernos.

MENU