Adiós consumidores. Hello perfiles. Parte 1
Las personas, de todas las edades y en todos los mercados, están construyendo sus identidades más libremente que nunca.

Como resultado, los patrones de consumo ya no se definen por segmentos demográficos tradicionales, como edad, género, locación, ingresos, estatus familiar y otros.*

El internet y las redes sociales vinieron a cambiar por completo las reglas del juego de la publicidad, las comunicaciones y el marketing. Mientras hace algunos años y todavía ahora, los publicistas consumimos gran parte del tiempo en nuestras investigaciones acerca del comportamiento del consumidor, definiendo preferencias, costumbres, comportamiento de compras, etc.; allá afuera cada vez los patrones de consumo se vuelven más específicos y estrechos: tenemos grupos que se juntan por afinidades, tenemos culturas, sub-culturas, nichos. Tenemos fandomes, hipsters, malas madres, bikers, veganos… Ustedes solo menciónenlo y allí hay un perfil.

Consumidores en busca de experiencias.

En su reporte Post Demographic Consumerism, Trendwatching menciona que estamos en una época en la que el consumidor puede escoger y seleccionar qué productos y servicios quiere comprar y las marcas con las cuales se identifica, sin darle ninguna importancia a los “convencionalismos” demográficos. Es así como, en lugar de enfocarnos en la demografía del consumidor, tenemos que bucear más profundamente para dar con esos grupos de personas que buscan que sus marcas les brinden experiencias, que se identifiquen con ellos y que les den valores que vayan de acuerdo a sus estilos de vida.

Un ejemplo bien claro de esto que hablamos, es el caso de Puma y The After Hours Athletes, que, buscando un diferenciador entre otras marcas de calzado deportivo, encontraron un nicho hasta entonces no explotado: el zapato deportivo para “otro tipo de deportes”

Las brechas cada vez son más estrechas. Las oportunidades más grandes.

En el Reino Unido las mujeres son las que más cuentan como mayoría de jugadoras de videos, y hay más jugadoras arriba de los 44 años que bajo los 18. Esto dice mucho de lo que está pasando en el mundo acerca de las costumbres y preferencias de las personas. Y, como lo decía a mis alumnos de Publicidad en la Mónica Herrera, en esos momentos del día es cuando las marcas pueden y deben pasar a formar parte de la experiencia.

Ahora en día, no solo vamos a encontrar a una madre de familia, profesional, con una vida activa; viendo televisión. De hecho, puede ser que ya ni siquiera la encontremos allí. Mis hijos de 17 y 13 años, ya no consumen cable, ni periódicos, ni ningún medio impreso; toda su vida se resume en las horas de colegio, el internet, los video juegos y los centros comerciales. Allí está la oportunidad.
Allí las marcas pueden encontrarlos.

Es un tema bastante amplio este de los perfiles. Para conocer un poco más pueden leer el reporte de *Trendwatching, Post Demographic Consumerism, aquí:

http://trendwatching.com/trends/post-demographic-consumerism/

Comparte este post
17
interacciones
Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Google+
Comparte en LinkedIn
+
¿Qué es esto?
  • Roro Sandoval

    Cuando estaba en la universidad recuerdo que segmentabamos los nichos en “celdas de mercados”. ¡Sin lugar a dudas hoy en día, estas han de ser más pequeñas!!

    • Flor Aragón

      Así es Roro! Cada vez tenemos que profundizar más en esos perfiles, nichos, celdas o como quieras llamarles, para encontrar el verdadero segmento. Gracias por leer y tu comentario.

MENU