¿Dónde están los copywriters?
Estamos frente a una posible extinción de una especie publicitaria: los redactores creativos.

Recibo llamada de amigos, conocidos, referidos de agencias de publicidad cada vez que alguien anda buscando un redactor creativo (COPY, como se les conoce en el medio). Y siempre termino pensando en las mismas personas: el amigo que está en Europa, la amiga que abrió un restaurante, el otro, que mejor decidió seguir siendo escritor, la otra que se casó y se fue a España, el que abrió su propia empresa, el que ahora es Director Creativo.. Y ya. No puedo pensar en más. Y el problema es que cada vez que me llaman para recomendar un Copy, la lista cada vez se me hace más corta. O ya no tengo a nadie a quien recomendar. ¿Saben por qué?

 

Porque los copys se están extinguiendo.

 

Como en todos los desaparecimientos históricos, hay varias o muchas razones que están dando pie a esto. Pero, siendo un poco purista y apelando a mi alma de copy, que a través de todos estos años me enseñó algo bien importante para ser Copy: aprender a condensar la información; aquí hay cuatro razones principales por las que –creo- está pasando esto:

 

  1. Ya no hay más escritores frustrados que terminan siendo Copys.

 

La mayoría de Copys que conozco – de buenos Copys, de los que se deleitan jugando con las palabras – llevan un escritor frustrado adentro. Muchos de ellos escriben, tienen sus blogs, participan en concursos literarios, asisten a talleres de escritura creativa. Porque, claro, como todo en este mundo, la práctica te conduce a ser maestro y la única manera en que te vas a convertir en un gran redactor es REDACTANDO. Hoy ya nadie quiere escribir, o los escritores decidieron solo ser escritores, o, de alguna manera los escritores-redactores-creativos se están escondiendo en alguna parte de este pequeño país. ¡Hey! Creo que los Community Managers andan detrás de ellos creyendo que son de la misma especie. Pero no, son dos cosas bien diferentes, con cualidades y características específicas.

 

  1. Para poder escribir hay que saber leer

 

Tengo una amiga que lo primero que le pregunta a alguien en una entrevista para Copy es cuántos libros ha leído en su vida, cuántos libros lee al año… Y cuáles libros, porque, me van a perdonar, pero no es lo mismo leer a Saramago que a E.L. James. De verdad, no es lo mismo. Y el problema es que los queridos jóvenes de ahora no quieren leer, créanme, doy la materia Redacción II para primer año y podría asegurar que el 10% de mis niños, leen. Y bueno, no les echemos la culpa solo a los jóvenes, que es un problema de país, un problema cultural, digamos… Recuerdo cuando iba con mi Quijote bajo el brazo y los bichos de mi edad me buliaban porque de verdad lo estaba leyendo. Ajá, la rara era yo. El punto es, que de alguna manera, hay una relación bien cercana entre lo que leés y los que podés llegar a escribir. Claro, la lectura te da más lenguaje, más apertura de mente, más criterio, más imaginación.

 

  1. Hoy, todo mundo piensa que sabe escribir

 

Queridos amigos profesionales de la publicidad: CADA QUIEN A LO SUYO. Un Redactor Creativo lo es, porque ha estudiado las palabras, porque tiene un amplio e interminable repertorio lingüistico, porque sabe cómo usar los signos de puntuación, es más, porque sabe cómo usar el punto y coma, que es de los signos más difíciles de usar, porque sabe que ENTRE es un adverbio de lugar y jamás escribiría ENTRE MÁS CUPONES ENVÍES, porque sabe perfectamente que la frase está hablando de cantidad y no de lugar.

 

Y esto nos lleva también a afirmar que en el medio cada vez existe más una desvaloriazción de las palabras. Cuántas veces los copys se tienen que enfrentar a las peticiones de un Director Creativo que te dice que no entiende tu texto porque está muy largo, o un cliente que te pide que le quités “la poesía” a un texto o un diseñador que quiere que le “bajés” al copy porque interfiere con su diseño. ¡Hey! Escribir no es tan fácil, señores.

 

  1. No hay una carrera para Copys, o al menos una especialización

En otros países más civilados que el nuestro, como Argentina o México, hay carreras especializadas, diplomados, talleres, etc. para Redactores Publicitarios. Aquí en El Salvador, los Copys se hacen en la práctica diaria. Yo he visto crecer a muchos a fuerza de prueba y errores a diario – ay, sí, incluso errores de publicaciones que cuestan caros-, a fuerza de escribir y aprender a condensar la información, de ver qué está pasando en el mundo, de oír las mejores y más memorables cuñas de radio, de leer a los grandes escritores y pensar cómo hubiera escrito este o aquel texto publicitario. A fuerza de creer que con un texto vas a cambiar el mundo. Pero ¿quién les enseña a los Copys, sino la práctica, y su Director Creativo – que, con suerte, también fue Copy-.

 

Al contrario de lo que todos creen, el oficio de Redactor Creativo tiene para rato.

 

Porque siempre vas a necesitar alguien que convierta en palabras inteligentes las ideas y conceptos de una campaña, alguien que escriba el guión genial para el video, alguien que escriba los textos de radio. Siempre se va a necesitar a ese personaje que ha visto tanto cine, que siempre tiene la referencia visual para un anuncio. Sí, siempre se va a necesitar, hasta para esos momentos en los que tenés que revisar la ortografía de una memoria de labores de más de 30 páginas.

 

Pero en El Salvador se nos están extiguiendo. ¿Y vos, sabés dónde están los Copys? Si la respuesta es sí, dejános tu comentario. Queremos saber.

Comparte este post
4
interacciones
Comparte en Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Google+
Comparte en LinkedIn
+
¿Qué es esto?
MENU